Image Caso

Tuiteracción:
Derecho a visitas  

Actúa ahora

Súmate a la Tuiteracción

Sé parte y ayuda a difundir el mensaje, selecciona un usuario y un tuit.

-

Mensaje:
Daniel Ceballos tiene el derecho de hablar libre y privadamente con sus abogados y familiares.

Mensaje:
Las autoridades venezolanas deben asegurar la integridad física de Daniel Ceballos durante su detención.

Mensaje:
Poner fin a la detención arbitraria de Daniel Ceballos.

Acerca de esta tuiteracción

Daniel Ceballos, dirigente político opositor, fue detenido el 19 de marzo de 2014 sin haberse dado una investigación previa y destituido como alcalde de San Cristóbal, al oeste de Venezuela. Lleva casi 4 años privado de libertad sin una sentencia y el 7 de diciembre de 2017 se cumplieron 2 meses en los que ha estado aislado sin poder ver a su familia ni a abogados, con un grillete electrónico en su tobillo derecho.

Daniel Ceballos es ingeniero agrónomo y dirigente político opositor. Fue elegido alcalde de la ciudad de San Cristóbal, estado Táchira (región de los Andes venezolanos) en diciembre de 2013.   

El 4 de febrero de 2014, comenzó la ola de protestas en contra del gobierno en la ciudad San Cristóbal que sacudieron al país hasta el mes de julio de ese año. 

El 12 de marzo, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) dictó una orden que dictaminaba a los alcaldes evitar la colocación de obstáculos en las vías públicas. 

El 18 de marzo, Ceballos recibió una notificación de incumplimiento de la orden del TSJ y al día siguiente fue detenido por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN). 

El 21 de marzo, un alto representante gubernamental declaró que Ceballos estaba siendo acusado de rebelión civil por presuntamente apoyar actos violentos. 

Cuatro días después de su detención, Ceballos pudo reunirse por primera vez con sus abogados. Al día siguiente, recibió una sanción administrativa de 12 meses de prisión y fue destituido como alcalde. 

En el mes de mayo, Ceballos fue además acusado por los delitos de rebelión y agavillamiento en un proceso plagado de irregularidades. El Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de las Naciones Unidas consideró la detención de Ceballos como arbitraria y motivada por razones políticas, por lo que recomendó su liberación inmediata.

El 11 de agosto de 2015,  Ceballos recibió una medida humanitaria por razones de salud y se le concedió el arresto domiciliario. No obstante, un año después, funcionarios del SEBIN irrumpieron en su residencia para trasladarlo a la Cárcel 26 de Julio. En septiembre de ese año, fue trasladado a la sede del SEBIN en el Helicoide, Caracas, donde se encuentra recluido hasta la fecha.  

Ceballos lleva más de 3 años sin que se haya realizado su audiencia de juicio.

El 8 de octubre de 2017, Ceballos firmó un comunicado en el cual se exhortaba a la población venezolana a participar en las elecciones regionales. 

Desde el 11 de octubre, su defensa ha alertado en tres denuncias introducidas en la Dirección de Derechos Fundamentales del Ministerio Público y una introducida en la Defensoría del Pueblo, que a Ceballos se le han prohibido las visitas por parte de sus abogados y familiares. No han podido constatar su estado de salud y desconocen las condiciones en las que se encuentra. 

La abogada informó a Amnistía Internacional que el 8 de octubre fue la última vez que pudo comunicarse con él y el día 13 de noviembre se le negó el acceso a El Helicoide.

El 29 de noviembre, familiares informaron públicamente que Ceballos, a la fecha, llevaba 52 días aislado. 

El 3 de diciembre, familiares hicieron pública una carta escrita por Ceballos, donde denunció su aislamiento, y la colocación de un grillete electrónico en el tobillo derecho. En la carta, Ceballos comunicó que no permitirá que le continúen tomando fotografías diarias con periódicos del día como ha dicho que ha ocurrido durante su aislamiento y que ha destruido el cargador del grillete electrónico. 

El 7 de diciembre, los familiares de Ceballos alertaron que nuevamente les impidieron la visita en El Helicoide. A la fecha, han transcurrido dos meses sin que Ceballos haya podido ver a su familia y abogados.

La familia de Ceballos ha alertado sobre un nuevo período de aislamiento desde el 24 de diciembre, durante el cual se le prohibieron las visitas de familiares y abogados. 

El 9 de enero de 2018, la abogada informó a Amnistía Internacional que Ceballos se encontraba aislado con dos funcionarios en su celda y sin acceso a luz solar ni libros.

Escribe inmediatamente en español o en otro idioma: 
  • Exigiendo que Daniel Ceballos tenga acceso a visitas y a una comunicación libre y privada con sus familiares y abogados inmediatamente.
  • Pidiendo a las autoridades que garanticen la integridad personal de Daniel Ceballos. 
  • Instando a que se le asegure el derecho al debido proceso, conducido por jueces y fiscales imparciales.